miércoles, 23 de mayo de 2012

Julios duda del ahorro sanitario de las medidas del PP y cree que éstas son “una puerta abierta a la privatización”

“La reforma del PP hace más pobres a los pobres y más enfermos a los enfermos”

Julios cree que la reforma sanitaria es un ajuste ideológico y político del modelo sanitario, una vulneración de derechos con el objetivo de la privatización de la gestión de los servicios públicos

Para María del Mar Julios, este decreto “promueve más descohesión y se eleva a rango de ley, se disminuye la cartera básica y me temo que se esconde la disminución de prestaciones sanitarias”

La portavoz adjunta del Grupo Nacionalista Canario (CC-PNC-CCN), María del Mar Julios, dudó hoy durante una Interpelación parlamentaria a la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, de que las medidas adoptadas por el Gobierno del PP en materia sanitaria vayan a suponer ahorro alguno, “muy al contrario, más parece que se trata de una puerta abierta a la privatización que una mejora en la eficiencia de la gestión sanitaria”, explicó.

María del Mar cuestionó la efectividad de una decisión que se toma “sin un debate entre las fuerzas que integran el arco parlamentario, con tan solo los votos a favor del PP, sin consenso y sustrayendo a esta democracia su tramitación como Proyecto de Ley, una cuestión mínima para cambiar algo tan importante como el modelo sanitario con una contrarreforma sin precedentes en esta democracia”, subrayó Julios.

Para la portavoz adjunta del Grupo Nacionalista Canario “no solo esta reforma es una auténtica barbaridad sino que, además, se ha hecho bajo la ausencia de perspectiva ética, culpando a las comunidades autónomas, unas comunidades que en algunos casos, como es el de Canarias, no han recibido el dinero que les correspondía para esta materia”.

En este sentido, Julios recordó la deuda sanitaria que el Estado mantiene con Canarias y que supera los 1.400 millones de euros. “¿Tiene usted noticia de que nos van a pagar los millones que nos deben señora consejera?”, preguntó Julios, “ese es el compromiso que los canarios quisiéramos oír”.

Para Julios, este decreto “promueve más descohesión y se eleva a rango de ley, se disminuye la cartera básica y me temo que se esconde la disminución de prestaciones sanitarias”, añadió.

María del Mar Julios citó cuestiones como el transporte sanitario programado, “vital para Canarias”, la introducción del copago en ciertas prestaciones ambulatorias y para los pensionistas, unas cuestiones que recortan derechos y prestaciones.

Para la diputada nacionalista, la escala de copago establecida por el PP es “absolutamente injusta”. “¿En qué artículo de su real decreto dice que los pacientes crónicos van a tener una aportación reducida? ¿En qué artículo viene la cobertura de los mayores de veintiséis años, de las mujeres separadas, de los colectivos que están en la calle?”

“El PP está condenando a las personas inmigrantes a una marginalidad peligrosa que incluso puede derivar en problemas de salud pública y todo ello bajo excusas que nada tienen que ver con lo que en realidad se está haciendo con este Real Decreto”, insistió Julios.

Para María del Mar Julios había margen, “se podría haber fraguado un Pacto por la Sostenibilidad del Servicio Nacional de Salud y mejorar la financiación del sistema sanitario, de forma especial la injusta financiación autonómica de Canarias”.

“Tenían margen para aumentar los ingresos con una reforma fiscal justa, no con la sanidad, aumentando la solidaridad que hace que los más ricos y los más sanos financien a los más pobres y a los que tienen más enfermedades, las bases hasta ahora del sistema nacional de salud, pero el PP ha optado por una profunda contrarreforma del sistema con un profundo calado ideológico”, explicó la diputada nacionalista.

María del Mar Julios mostró, además, su temor de que las contrarreformas y los recortes por parte del Estado no han terminado. “La ministra de Sanidad ha anunciado una ley de servicios básicos del Estado y se va a crear para ello un grupo de expertos pero, una vez más, no tienen en cuenta a las comunidades autónomas”.

Por este motivo, Julios pidió a la consejera que el Gobierno de Canarias continúe ahora más que nunca el Gobierno de Canarias continúe su apuesta por la Sanidad y la Educación “frente a las voces que cuestionan y desprestigian lo público”. “Esta reforma hace más pobres a los pobres y más enfermos a los enfermos. Es un ajuste ideológico y político del modelo sanitario, una vulneración de derechos con el objetivo de la privatización de la gestión de los servicios públicos”.