miércoles, 12 de enero de 2011

Quedan 16 pueblos en el mundo a los que se les niega el derecho a la autodeterminación e independencia por Ricardo Sánchez-Serra *

Ricardo Sánchez-Serra 

Entre ellos: Sahara Occidental, Islas Malvinas, Islas Vírgenes, Samoa Americana y Nueva Caledonia

Argel.- Una gran fiesta democrática se realizó en la capital argelina al celebrarse los 50 años del Aniversario de la Resolución 1514 de la Asamblea General de las Naciones Unidas relativa a la autodeterminación e independencia de los países y pueblos coloniales.


Argelia invitó a más de dos mil personalidades del mundo a la Conferencia Internacional conmemorativa –que se desarrolló en el Palacio de las Naciones-, entre los que destacaban políticos, periodistas, analistas, quienes subrayaron la heroica lucha de la independencia argelina –y que costó un millón y medio de mártires- contra el colonialismo francés, que inspiró a la histórica resolución que permitió la autodeterminación a más de un centenar de territorios coloniales y a varios fideicomisos y no autónomos.

El evento tuvo como objetivo: resaltar la importancia de la Resolución 1514 que legitimó la lucha de numerosos pueblos coloniales. Negar la libertad a esos pueblos constituye una grave amenaza a la paz mundial.

“El proceso de liberación es irresistible e irreversible y que, a fin de evitar crisis graves, es preciso poner fin al colonialismo y a todas las prácticas de segregación y discriminación que lo acompañan”, señala la resolución, que añade que todos los pueblos tienen un derecho inalienable a la libertad absoluta, al ejercicio de su soberanía y a la integridad de su territorio nacional.

Ello evoca las palabras del presidente norteamericano Woodrow Wilson (Premio Nobel de la Paz 1919) que por primera vez mencionó el derecho de los pueblos a disponer de ellos mismos.

Asimismo, reiterar su validez y dar un nuevo impulso a la autodeterminación de 16 territorios aún no autónomos. Estos son el Sáhara Occidental (última colonia en África, de habla hispana), Islas Caimán, Islas Malvinas, Islas Turcas y Caicos (en el Caribe-Atlántico), Islas Vírgenes Británicas, Gibraltar, Anguila (colonia británica en el Caribe), Santa Elena y Guam. Igualmente, Bermudas, Pitcairn (última colonia británica en el Pacífico), Montserrat (colonia británica en el Caribe), Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Tokelau (Oceanía), Samoa Americana y Nueva Caledonia.

Entre las personalidades más destacadas que asistieron a la conferencia internacional fueron el mítico ex presidente argelino Ahmed Ben Bella –de 94 años de edad- uno de los líderes vencedores del colonialismo francés; el decano de los mandatarios africanos y primer ex presidente de Zambia Kenneth Kaunda –fundador de la Organización para la Unidad Africana-, los ex gobernantes Thabo Mbeki (Sudáfrica) -uno de los líderes históricos en la lucha contra el apartheid-, Olusegun Obasanjo (Nigeria), Alpha Oumar Konaré (Mali), el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática Mohamed Abdelaziz, la ex vicepresidenta de Vietnam Ngyen Thi Binh, la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Manchú. También, Tayé-Brook Zerihoun, Subsecretario General de Naciones Unidas para Asuntos Políticos en representación del Secretario General de la ONU; Amr Moussa, Secretario General de la Liga Árabe; Jean Ping, Presidente de la Comisión de la Unión Africana, entre otros.

Los líderes elogiaron a Argelia por ofrecer a su capital como sede de la celebración, decretada por la Asamblea General de la ONU. Argel, otrora considerada “la Meca de los Movimientos de Liberación en contra del colonialismo” en su lucha por la autodeterminación e independencia, es reconocida también como la capital simbólica del Movimiento de los No Alineados.

Zerihoun, representante del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señaló que se requiere el compromiso de la comunidad internacional para consolidar las independencias de los países que faltan. Por su parte, Moussa destacó la lucha heroica de los pueblos por lograr su liberación, poniendo como ejemplo a Argelia. Thi Binh, puso como ejemplo al país anfitrión de que los países descolonizados son viables y que han logrado gran desarrollo para felicidad de sus pueblos.

Mbeki resaltó la justa lucha argelina, que puso fin a la esclavitud y elogió a Ben Bella, Kaunda, Lumumba, Nyerere, una generación brillante que descubrió su misión y la logró. Indicó que el mundo no ha cumplido en la liberación del Sáhara Occidental.

La nota simpática la puso Kaunda, quien entonó melódicamente una canción alusiva al África y dijo que “luchar contra el colonialismo es como luchar contra el HIV Sida”. Elogió, asimismo, a Ben Bella “gran hijo de África”, que luchó con honor y dignidad, abriendo el camino para liberar a África del colonialismo.

El representante del mandatario argelino, Abdelaziz Belkhadem, mencionó que el colonialismo significó opresión, denegación de la sociedad y depredación de los recursos. Destacó la Resolución 1514 que hizo legal el derecho de los pueblos a liberarse y que dicha norma se aplica al Sáhara Occidental para que consolide su independencia. El presidente de la conferencia, Olusegun Obasanjo, pidió no olvidar a las naciones que no se han emancipado y que aún están olvidadas.

El canciller saharaui, Mohamed Salem Ould Salek, expresó que “el colonialismo es un crimen contra la humanidad” y dijo que el “deber de la comunidad internacional, las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad es aplicar las resoluciones pertinentes sobre el tema”. “En el caso del Sáhara Occidental, es evidente que Marruecos bloquea el proceso de descolonización” y ha instado a la comunidad internacional a trabajar por el respeto de la legalidad internacional.

En abril próximo Sudáfrica y Nigeria integrarán el Consejo de Seguridad y presionarán para que la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental tenga facultades de velar por los derechos humanos, dada la continua agresión de Marruecos a civiles saharauis en el territorio ocupado.

Finalmente, por aplauso se aprobó la Declaración de Argel, que entre otros ítems recordaron que, “conforme al Derecho Internacional y a las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas, ningún pretexto ligado a la superficie del territorio, a la situación geográfica o a la importancia numérica de los pueblos, podría ser admisible para impedir el libre ejercicio de los pueblos aún colonizados de su derecho a la autodeterminación y a la independencia”.

Asimismo, han animado a los escritores, cineastas, artistas, los periodistas y la sociedad civil en su conjunto a proseguir y a intensificar sus acciones de sensibilización y de movilización de la opinión pública mundial sobre la justicia de sus aspiraciones.

(*) Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera
Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/