jueves, 28 de octubre de 2010

Ataque de rabia de R.R.

Eusebio Bautista Vizcaíno
Ejecutiva Nacional de
 Coalición Canaria
Por Eusebio Bautista Vizcaíno 

Los grancanarios estamos asistiendo, en estos últimos días, a un ataque desaforado, furibundo, de Román Rodríguez contra el Presidente del Gobierno de Canarias, contra los nombramientos que ha efectuado para cubrir las bajas ocasionadas por la marcha del PP, y en general, contra cualquier cosa que se refiera a Coalición Canaria en Gran Canaria y en Canarias.

Algunas de las declaraciones de Román son realmente espectaculares, por su falta de consistencia. Parece que la rabia, ocasionada por los nombramientos de miembros de Coalición Canaria de Gran Canaria, como Consejeros del Gobierno de Canarias, le ha impedido razonar con un mínimo de lógica, y ha disparado, en lo que parece realmente un ataque de miedo, ante la reacción favorable de los grancanarios al nombramiento de varios de sus conciudadanos en las áreas de Sanidad, Economía y Hacienda e Industria y Empleo, además de la Vicepresidencia.

Desde considerar “anormalidad democrática” que el Gobierno de Canarias esté soportado solo con 19 de los 60 diputados, hasta considerar que los nombramientos son “para ocultar el escaso apoyo social que en Gran Canaria hubo por parte de 375.994 votantes de partidos que no apoyaron a CC, que solo recibió 21.273 votos en las últimas elecciones autonómicas”. 

Todo ello amén de calificar al Gobierno de “desorientado y fracasado” de “aun peor” que el anterior formado por CC y PP, y de “orquestar un ficticio equilibrio interinsular” con los últimos nombramientos. Termina apodándolo de “Gobierno de bisutería”. 

En un comunicado de poco más de una página no se puede pedir más. Román Rodríguez ha hecho un esfuerzo condensando el número y la calidad de las descalificaciones por centímetro cuadrado, en una reacción proporcional al miedo que tiene a la valoración de los nombramientos por parte de los grancanarios. Sin duda, estamos ante la nueva versión de R.R., Román Rodríguez o “Resentido Rodríguez”. Simplemente antológico.

Convendría que recordara algo del pasado reciente, concretamente de cuando fue presidente del Gobierno de Canarias. Cuando le obligaron a cesar a los Consejeros del PP y se quedó gobernando en minoría con 26 diputados. ¿No fue entonces una “anormalidad democrática”? ¿O es que entonces 26 diputados eran mayoría en el Parlamento de Canarias? La diferencia de entonces con la actual situación es que tuvo que gobernar durante casi dos años en minoría y ahora solo quedan 7 meses de legislatura ¡Bonito disparate el de la anormalidad democrática de Román! 

También podíamos recordar cuando en 2007, NC recibió 51.906 votos al Cabildo en Gran Canaria y 339.648 votantes lo hicieron a otros partidos, pero gobiernan en la isla a pesar del poco apoyo social recibido. Claro, como se trata de Román Rodríguez, seguramente lo considerará como completa normalidad democrática. 

La legitimidad democrática de CC, para nombrar los Consejeros del Gobierno de Canarias de cualquier isla y gobernar en minoría se obtiene de los 225.878 votos al Parlamento recibidos en toda Canarias, frente a los 49.839 votos que recibió NC. De los 19 diputados de CC – de las siete islas – frente a ningún diputado de NC. 

El soporte de CC está en las siete islas, porque por más que incomode a algunos, Coalición Canaria es un proyecto nacionalista implantado en toda Canarias. No todos los partidos que se autoproclaman nacionalistas pueden decir lo mismo.

Entiendo que los nombramientos de grancanarios de CC en el Gobierno de Canarias molesten a Román Rodríguez y que incluso considere que le viene mal a sus intereses partidistas, pero que critique también la reducción de consejerías, el recorte de altos cargos y de cargos de confianza, y que califique “de bisutería” al Gobierno recién nombrado, es una demostración palpable de que ha perdido el norte. 

Si para obtener resultados electorales hay que aventar el pleito insularista, Sr. Rodríguez, no cuente usted con Coalición Canaria de Gran Canaria. Los ciudadanos ya le han oído y mucho, sobre la historieta de ATI y el coco. Los grancanarios de Coalición Canaria – como lo fue usted hasta hace pocos años – defendemos Gran Canaria como los que más. Por más que a usted le pese. 

Por cierto, algunos miembros de su partido han felicitado, y efusivamente, a los nuevos Consejeros del Gobierno de Canaria; seguramente esta situación también le pone nervioso.